Las personas que logran la imagen de sus sueños, con mucho estilo, son las personas que tienen hábitos saludables, que si seguimos y ponemos en práctica el aspecto físico y emocional mejoran, incluso nuestras relaciones.


Lo que determina una buena imagen son las decisiones que tomas cada día, no es magia. Es una estrategia bien integrada para lograr todo lo que te propongas.

No necesitas dinero, necesitas actitud, ganas de querer hacerlo, rutinas y disciplina para lograr una auto reputación. Es decir, ir logrando poco a poco pequeñas metas, hasta que tu mente se convenza de que puedes con eso y mucho más.

Te quiero dejar 5 hábitos que puedes adoptar rápidamente para comenzar con este proceso:

1. Organiza tus atuendos semanales

Pon en orden tus actividades de la semana. Si tienes más de un atuendo preparado, dejarás de pelear por si uno no funciona a la mera hora, además de que lograrás estructurar tu atuendo.

2. Prueba atuendos diferentes y si no concuerdan con tu esencia y estilo cambia e intenta de nuevo

No importa cuántas veces te sientas triste o no te sientas a gusto con tu imagen. Eso nos pasa a todas, es normal. Inténtalo de nuevo y equivócate mucho para saber que sí y que no.

3. Cuida tu postura

Si estás alegre se nota, si estas triste se nota, si quieres decirle algo al mundo se nota. Tenemos muchos mapas mentales a los cuales respondemos con respecto a la caja de creencias personales. Cuida tus posturas para generar congruencia con lo que quieres comunicar.

4. No te compares

Ocupa toda esa energía que usas para compararte con los demás en trabajar en ti y sólo compararte con la persona que fuiste ayer.

5. Respétate y ámate

Eres mucho más que un reflejo, todos los recursos que necesitas ya los tienes implícitos, solo identifícalos, ponles nombre y empieza a disfrutar de ellos para cumplir tu cometido de imagen.

Espero estos 5 consejos te sirvan mucho.  Te invito a leer otro de mis textos aquí.